h1

Orquestas y Músicos

La anécdota anterior, trae a cuento, el desarrollo notable, que la música, en su expresión más fina, ha tenido en el Teúl, ya con intérpretes muy calificados, ya también con el nombre de compositores, que han dado fama a este pueblo; y desde luego, con las orquestas dedicadas a la interpretación de buena música, que existieron en los años anteriores.

La información sobre ésta actividad, ha sido proporcionada por el Sr. Francisco Grover Ochoa, miembro de una familia, que se ha distinguido cabalmente, por su dedicación a la música y por el empeño en difundirla, en sucesivos esfuerzos, por sostener una buena orquesta, una banda y un conjunto. En casi un siglo, la familia de los Grover, ha representado el impulso más decidido, más generoso y más desinteresado, a favor de la música.

El dato más antiguo que se tiene, corresponde al año de 1898. Vino entonces un Maestro, Luis Esquivel, según parece, originario de Jalapa, Zac., a hacerse cargo de la escuela oficial. Tenía a su cargo, el grupo de niños de cuarto año y sin duda, movido por su gusto y afición a la música, propuso a los papás de los alumnos y a las autoridades municipales, la formación de un coro, que se hiciera cargo de las funciones religiosas y cantara en alguna de aquellas reuniones sociales, tan frecuentes en la sociedad teulense, de fines y principios de siglo.

Éste es uno de los primeros grupos de teulenses, con gusto y amor por la música. Corresponde a principios de siglo y aparecen a partir del segundo, en la fila de pie, Rodolfo Varela, Isaac Magallanes, Eduardo Villegas. Sentados: Carlos Pinto, Gustavo Varela, Emiliano Varela, Brígido Zacarías y Alfredo Varela.

La proposición del Prof. Esquivel, fue recibida con entusiasmo y pronto tuvo un grupo de 40 niños, dispuestos a recibir las clases de solfeo, que empezaron a darse con toda regularidad, como base, para proseguir en el estudio, de composiciones formales para cantar en coro.

No se tiene la nómina de estos pioneros de la música en el Teúl, que emprendieron con ahínco los estudios de solfeo. Se ha podido reconstruir en forma incompleta, con los siguientes nombres:

Eduardo Villegas,                      J. Jesús Grover Muñoz,

Jesús Nájera,                               Isaac Magallanes,

Lauro G. Caloca,                         Manuel Nájera,

Antonio Rodríguez,                  Jesús G. Caloca,

Miguel Nájera,                            Carlos Pinto,

Antonio Varela,                         Juan Varela,

Juan Cervantes,                         Martín Ortiz,

Benito García,                            Alfredo Varela Robles,

Dagoberto Mayorga,                Felipe García,

Ramón Corona,                        Emiliano Varela Robles.

Fernando Caloca.

Al parecer, no duró mucho tiempo, el estudio de aquellos jóvenes, porque cambiaron al cabo de dos o tres años, al Prof. Esquivel y el grupo Coral, se quedó sin Director. No murió, sin embargo, el entusiasmo, la semilla, había quedado bien plantada y el deseo de continuar en aquel estudio y en aquellas interpretaciones de música religiosa, movió a las autoridades y a la sociedad, a buscar otro Director de música, trayéndose entonces, a un señor Juan Robles, de Zacatecas.

Ya para entonces, había en el Teúl, gusto y dedicación a la música, de modo, que no fue difícil al señor Robles, organizar la primera orquesta que, llevando los estudios de la interpretación vocal, al estudio y capacitación, de quienes quisieron formar parte de la orquesta, en algún instrumento determinado.

Ésta primera orquesta, de principios de siglo, quedó formada con los siguientes jóvenes:

Juan Cervantes,                                   Dagoberto Mayorga,

Juan Varela,                                          Benito García,

Jesús Nájera,                                         Jesús Grover,

Miguel Nájera,                                      Felipe García,

Manuel Nájera,                                     Román Corona.

Vinieron en eso los trastornos, que trajo en la vida del pueblo, el levantamiento revolucionario de muchos teulenses, la agitación, la zozobra y el Director de la orquesta, partió de aquí, dejando al frente de aquello  que empezó a convertirse en una banda, de acuerdo al espíritu bélico del tiempo, al joven: Juan Cervantes, que se distinguía entre todos, por su entusiasmo y aptitudes en la música.

Tiempo adelante y todavía con los resabios de aquel romanticismo porfiriano, pero inyectado ya con el nacionalismo, que despertaba en la revolución  y hacía revalorar el espíritu folklórico de nuestro pueblo, viene una orquesta típica de jóvenes, como en respuesta de la típica de señoritas, a que se hizo mención en otra parte. Ésta típica de hombres, estuvo integrada por los siguientes:

Jesús Grover Muñoz,                           Isaac Magallanes,

Carlos Pinto,                                            Eduardo Villegas,

Juan Cervantes,                                     Alfredo Varela Robles,

Gustavo Varela Robles,                      Emiliano Varela Robles,

Rodolfo Varela,                                      Fernando Caloca

Dicen que Felipe García, a quien se mencionó entre los componentes del primer grupo de muchachos y de la primera orquesta, compuso una pieza de música, que llegó a hacerse popular y que gustaba mucho a toda la gente; se llamaba: “A orillas del mar” y por su tono tierno y sentimental, llegó con el tiempo a hacerse, la pieza de música obligada, en la inhumación de “angelitos”. Tan popular como la mencionada, se tocaba mucho en aquellos tiempos, una polca denominada “El Remolino”, sin que faltaran, naturalmente, los  valses viejos y las melodías, que configuraban toda la época Porfirista.

Por apuntes de familia y de informaciones que pudo recoger, dice el señor Francisco Grover, que terminada la Revolución de Madero, se volvió a organizar otra orquesta, ésta vez, por parte de Don Jesús Grover Muñoz, contando con Ricardo Grey Muñoz, Ezequiel y Jesús Guzmán, éste último, autor de un arreglo especial, para un aria de Lucía di Lammermoor, de Donizatti; arreglo para orquesta, que en opinión de los entendidos, tiene notable perfección y recoge con exquisita limpidez, el sentimiento del músico italiano. Esta composición de Don Jesús Guzmán, cuyo original está en poder de los hermanos Grover Ochoa, parece que fue creada, como bolo de bautismo, de uno de los Grover, cuyo padrinazgo solicitó el Sr. Don Jesús Grover Muñoz.

Aquella actividad musical, con el entusiasmo y profesionalismo de músicos consumados, dio origen, a la aparición de muchos músicos, que sin los estudios correspondientes, pero con el mismo calor y el mismo gusto por esta expresión de belleza, empezaron a fomentar también, desde su nivel, esta atmósfera musical. Entre éstos, se menciona a Palemón y a Jesús Valdés, a Pascual Villegas, a Domitilo Villegas, a Guadalupe Sandoval y a Lorenzo Cervantes, entre otros muchos.

Por el año de 1933, superada ya la etapa amarga de la persecución religiosa y como buscando un aire nuevo, un ideal por arriba de los odios encarnizados y de la saña que consumó en el pueblo tantas atrocidades, Don Jesús Guzmán, se echó a hombros, la tarea de reorganizar la orquesta, invitando a un grupo de muchachos, con entusiasmo y gusto por estas cosas, a quienes empezó a enseñar, tanto las bases del solfeo, como la interpretación del instrumento, que cada uno eligió. Éste grupo de jóvenes, fue integrado por:

José Grover Ochoa,                       Pedro Núñez Caloca,

Eliseo Grover Ochoa,                    Ignacio Herrera López,

Ignacio Robles García,                 Víctor Robles García,

Benjamín Robles García,              Porfirio Villegas Luna,

Salvador Varela,                             Amado Bañuelos,

Teódulo Robles Jr.

Las cosas no prosperaron más allá de una temporada de estudio, y de algunas serenatas que llegaron a darse con piezas de música, que iban saliendo en mil dificultades y titubeos de aquellas horas de estudio y de paciente e inteligente orientación de Don Jesús Guzmán. Un año o dos, y el grupo se había disuelto, y otra vez quedó el pueblo, sin un conjunto, orquesta o banda, que alegrara sus días.

A mitad de los treinta, al tener noticia de un Maestro de Música, muy competente, de Jalpa Zac., que había formado allá una banda, Alfonso Alatorre, Presidente Municipal de 1935, se acompañó de Don Benjamín Robles Mercado, para hacer viaje a aquella población, donde contrataron los servicios del Prof. J. Mercedes Macías, quien en poco tiempo, alentó con nuevo entusiasmo, las actividades de la orquesta y formó otra pequeña orquesta de señoritas, en las que tocaban:

Elvira Sánchez Guzmán,              Genoveva Sandoval,

María Sánchez Guzmán,               Hildelisa Varela,

Jesús Sánchez Guzmán,                Jesús Murillo,

Conchita Bañuelos.

No duró mucho tiempo aquí el Prof. J. Mercedes Macías, pero el impulso que dio a la música, particularmente en la orquesta de jóvenes, quedó vivo, en la Dirección de Don Manuel Nájera, quien tomó a su cargo el grupo, en algún tiempo auxiliado, por Don Herlindo  Bañuelos.

Conforme a la tradición musical ,que lleva el pueblo en su entraña y aunque en forma, aire, estilo y expresión del tiempo, aquí está, uno de los dos grupos de la Banda de Música, que ha llevado el aliento sonoro del Teúl, hasta Los Ángeles, Ca. 

Se ha hablado de orquesta y de banda, porque indistintamente, aquel grupo entusiasta de muchachos, secundados por la experiencia y conocimiento de los mayores, interpretaban tanto los instrumentos de uno, como de otro tipo de música, contándose entre las piezas que más populares se hicieron, la Marcha de Zacatecas, Pierrot, el Paso Doble, Vamos a los Toros y el Vals Cariño y Gratitud. Estas piezas, se tocaban de ordinario, tanto en las serenatas dominicales, que entonces tuvieron audición de orquesta o banda, o bien en las corridas de toros, que se celebraron en su temporada tradicional, en el Mesón conocido como Campo Florido o el de Don Aurelio Rivas.

Los músicos de esta segunda etapa, fueron los siguientes:

Ramón Tovar                         Contrabajo de Si Bemol

Salvador Tovar                       Tuba, Mi Bemol

Froilán Tovar                          Saxor

Apolinar Rivas                        Saxor

José Nungaray                         Saxor

Pedro Castañeda                      Bombardino

Raúl Zacarías                           Tarola

Ausencio Nungaray                  Tambora

Jesús León                                 Platillos

Salvador Sánchez                      Clarinete

Ernesto Varela Haro                 Clarinete

Carlos Bañuelos                        Clarinete

Rigoberto Robles                      Saxofón Soprano

Ignacio Herrera                         Flautín

Ángel Ávila                              Cornetín segundo

Jesús Miramontes                     Trombón segundo

Eliseo Grover Ochoa                Trombón primero

José Grover Ochoa                   Cornetín primero

Francisco Grover Ochoa           Requinto

Jesús Grover Ochoa                  Triángulo

Pablo Ramírez                           Flauta

Con sus altas y sus bajas, duró por algún tiempo tocando éste grupo de músicos, hasta que al entrar los cuarenta, empezaron, algunos de ellos, a separarse, ya porque salieron del pueblo o simplemente, porque la atención de trabajo o negocio, no les dejaba tiempo para el estudio y las actuaciones que se pedían regularmente. Con todo eso, y aunque disminuido el número de sus componentes, sobrevivió durante varios años, aunque sus interpretaciones, cada día, dejaban más que desear.

En éstas circunstancias, propuso Don Jesús Grover Muñoz, la formación de una orquesta, aprovechando la experiencia y los conocimientos de los músicos viejos y el entusiasmo de los jóvenes; invitó aún a músicos  que no sabían solfeo y tocaban como se dice comúnmente, en forma lírica.

Ésta fue la época de oro de la música del Teúl. La dedicación de Don Jesús Grover Muñoz, su notable disposición natural para la música y el empeño de aquel grupo de jóvenes, principalmente, en el que figuraban todos sus hijos, dio lugar a la integración de una orquesta realmente valiosa, que llegó a alcanzar excelencias, en la interpretación de obras clásicas, y tanto,  que el Lic. José Minero, en su campaña para la Gubernatura del Estado, hombre muy culto, que había escuchado, las más famosas orquestas de Europa, cuando estuvo en el Teúl, se quedó sorprendido, al escuchar orquestaciones de la Opera Lucía de Donizetti y otras composiciones, que le movieron a felicitar personalmente, a cada uno de aquellos músicos y reconocer el esfuerzo, la dedicación y la clara vocación por la música, que se dejaba ver en éste pueblo.

Los integrantes de esta orquesta, que no ha llegado a igualarse desde entonces, fueron:

Jesús Grover Muñoz,                Manuel Nájera,

José Grover Ochoa,                   Jesús Nájera,

Eliseo Grover Ochoa,                Adalberto Rubio,

Francisco Grover Ochoa,           Francisco Sandoval,

Jesús Grover Ochoa,                  Salvador López.

Al enhebrar éstos recuerdos, sobre los mejores días de la música en el Teúl, Francisco Grover Ochoa, nos da una relación, de algunas de las piezas, que componían su repertorio. Así enumera, entre los valses románticos mexicanos: Tristes Jardines, Entre Violetas, Por ti Lloró María, Sobre las Olas, Carmen, Cuánto te Quiero, Mavi-Belén, Honor y Gloria, Hasta el Cielo, y muchísimos más.

Una serie de valses vieneses muy gustados por los oyentes de las serenatas o de los actos religiosos, que con la tolerancia del Párroco, eran armonizados, con piezas como: Poeta y Campesino, Rosas del Sur, El Emperador, Danubio Azul, Cuentos de los Bosques de Viena, Santa Lucía, Claro de Luna, Serenata de Schubert, Serenata de Toselli, Aria Final de Lucía, Sangre Vienesa, Baile de Máscaras, Sinfonía de Campanone, Minueto en Sol de Beethoven y otras muchas, que vuelven la enumeración interminable.

Aquello no duró, sino hasta 1949, en que la familia Grover, va a radicarse a Guadalajara y deja desmembrado al conjunto; pero ellos mismos, desde allá, Francisco en lo particular, entusiasman al Presidente Municipal, Leopoldo Castro, para que secunde la iniciativa de reorganizar, de nueva cuenta, una banda con elementos jóvenes, que sostengan la tradición de un elevado nivel musical en el pueblo.

Se empieza a pedir la colaboración de los teulenses en Guadalajara, pero más que todo, con el empeño y entusiasmo de los Grover, se logra comprar un lote de instrumentos, aunque de segunda, mismos que son entregados a la Presidencia, entonces, bajo el mando de Fernando López. Con los instrumentos, es obsequiado también, un importante archivo musical. Así, primero con la Dirección del Sr. Jesús Guzmán, Músico toda su vida, según se desprende de éstas informaciones y después con la Dirección del Sr. Gustavo Mercado, se integra la banda de música, de la cuál quedan en la actualidad, algunos Músicos. Los iniciadores de ésta, fueron:

Jesús Núñez,                                 Eliseo Gómez,

Luis Ávila,                                    Atanasio Ávila,

Pascual Ávila,                               Enrique Enríquez,

Mario Sandoval O.,                       Fidel Carmen Murillo,

Francisco Correa A.,                     Ángel Ávila Rivas,

Guadalupe Ávila Rivas,                 J. Manuel Torres Núñez,

J. Guadalupe Torres N.

Con mucha seriedad y aplomo, herederos de un gusto por la música, como expresión de los más nobles y puros sentimientos del hombre, estos jóvenes, han seguido el rumbo de sus mayores y hoy, ofrecen al Teúl, 3 bandas de música, una banda norteña y 3 de esas, que denominan: “tamborazos”.

Superando obstáculos, allegándose elementos jóvenes, en sustitución de los que por razones de profesión, estudio o trabajo, hubieron de alejarse del pueblo, todavía ha podido sobrevivir, el funcionamiento de ésta banda, que desempeña con decoro y mantiene con entusiasmo, el historial de nuestro pueblo.

Debe ser mencionado aquí, el empeño con que el señor Jesús Grover Ochoa, ha llegado a significarse como Compositor Lírico, de altos vuelos, en contacto con las instituciones musicales, más importantes de la ciudad de Guadalajara. Ha recibido el aliento de Músicos como el Maestro: Domingo Lobato, que lo ha guiado, en los difíciles senderos de la composición musical.

Dentro de ésta actividad, presentó Jesús Grover Ochoa, el 16 de julio de 1968, un concierto en la Galería de Arte de Guadalajara, ejecutando la Orquesta Sinfónica del Noreste, bajo la dirección del Maestro Luis Ximénez Caballero, tres de sus composiciones: Primera Sinfonía Solemne en cuatro movimientos, Obertura Teulense y Mosaico Provinciano, que según él mismo lo define: es “un pequeño ballet, que lleva música de todos colores y ritmos”.

En ésta ocasión, los oyentes pudieron encontrar en las composiciones, que se interpretaron, un aliento de ternura y de delicadeza  muy fina, un sentimiento nacido de la diafanidad de la vida provinciana, con su luz, con su paisaje, con su entrañable emotividad pueblerina.

Dice el talentoso Músico y Compositor teulense, que entre las obras dadas a conocer en diversas ocasiones y por orquestas de cuerdas y por sinfónicas, figuran: Ave María, Romanza Navideña, Recuerdo de Otoño, Aires del Caribe, las mencionadas arriba y un himno Cinco de Mayo, que originalmente quiso llamar González Ortega, pero que después, considerando, que una obra tan modesta, quedaba por debajo de la personalidad del caudillo de la Reforma, la dejó con el simple nombre de: “Cinco de Mayo”.

Entre las obras inéditas que ha compuesto, señala las siguientes: Vals de las Mariposas, Añoranza, Mazurca, A mi Padre y otras más.

Otros de los hermanos Grover, Francisco y Eliseo, tocan actualmente en la Orquesta Típica del Gobierno del Estado de Jalisco, en la Orquesta de la Universidad Autónoma de Guadalajara y no pierden ocasión de alentar, difundir y estimular, dentro de la música, el gusto por aquellas composiciones, que perfilan el alma de nuestros pueblos, particularmente del nuestro, en cuyo honor y merecimiento, desarrollan entre los coterráneos establecidos en Guadalajara, una constante y entusiasta comunicación

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: